Cómo ampliar una habitación con papel pintado: ideas que engañan al ojo y agrandan el espacio

Uno de los mayores dilemas a la hora de amueblar habitaciones pequeñas es encontrar la forma de ampliar visualmente el espacio sin sobrepasar los límites estructurales de la vivienda.
Para conseguirlo, existen varios trucos creativos: el uso de colores, por ejemplo, pero también de superficies reflectantes que aumenten la luminosidad y den sensación de amplitud.
Sin embargo, no hay nada más escénico que el papel pintado: una decoración que tiene la capacidad de ampliar una habitación engañando a la vista.

Efectos ópticos con papel pintado para ampliar una habitación

Más allá de su impacto estético, el papel pintado puede ofrecer la ventaja de aumentar visualmente el espacio sin mover las paredes ni un milímetro, sino simplemente aprovechando sus características y algunos trucos decorativos.

Papel pintado con fondo blanco

El papel pintado de color claro, sobre todo con fondo blanco, refleja la luz y tiene la ventaja de hacer que la habitación parezca más grande y aireada. Combinado con suelos y muebles claros, la habitación se ilumina al máximo y da la impresión de ser aún más espaciosa.

Decorar el techo

Un truco que funciona bien en habitaciones como el salón. Al aprovechar la quinta pared, la habitación parece tener más volumen y da la impresión de que el techo es más alto. En este caso, es aconsejable centrarse en gráficas etéreas en colores no demasiado vivos, como motivos inspirados en la naturaleza, delicados diseños florales o pequeñas formas geométricas estilizadas, procurando dejar lisas las paredes de la habitación.

Dos espacios en uno

Las viviendas contemporáneas suelen favorecer un único espacio abierto en el que se desarrollan diferentes funciones. En estos casos, el papel pintado puede utilizarse para aumentar visualmente el tamaño, rediseñar y definir las zonas destinadas a diferentes fines: un estudio, una cocina pequeña o una zona de juegos. Para este tipo de objetivo, los diseños con un toque floral y minimalista, con sus detalles refinados y sus colores suaves y relajados, son perfectos tanto en toda la pared como para delimitar una zona y crear una ruptura con las demás paredes.

Ampliar una habitación con el papel pintado adecuado

Motivos y gráficas

El papel pintado puede ampliar ópticamente una habitación, sólo hay que encontrar los motivos adecuados. Entre los mejores motivos de papel pintado para ampliar una habitación, se puede elegir:

  •  las geometrías alargadas (como líneas o rayas horizontales o verticales para alargar o ensanchar);
  • los diseños florales suaves;
  • los motivos abstractos;
  • los paisajes;
  • la opción de colocar papel pintado solo en determinados lugares, dejando las paredes blancas o lisas.

Colores

Los colores naturales y los tonos pastel del papel pintado como el rosa, el azul claro, el verde, el crema, la escala de beiges y grises hacen que la habitación parezca más grande y luminosa.

Descubre nuestra colección Remember Me

Open sidebar Open sidebar